La lluvia mejora el estado de maduración de la uva

Los controles certifican también el buen estado sanitario y vegetativo que presenta el viñedo en el conjunto de la Denominación, que ha experimentado una moderada evolución de la graduación alcohólica.

La lluvia caída en la última semana en el conjunto del viñedo de "Rioja" ha contribuido a una mejora importante de la evolución de la maduración de la uva de la cosecha de 2011, según constata el tercer control de maduración elaborado por el Consejo Regulador de la DOC "Rioja".

Los controles certifican también el buen estado sanitario y vegetativo que presenta el viñedo en el conjunto de la Denominación, que ha experimentado una moderada evolución de la graduación alcohólica, así como una importante evolución del color, con lo que ha mejorado el equilibrio de una forma considerable.

Este aspecto resulta especialmente interesante en la subzona de Rioja Baja, donde se mantiene el adelanto de unos diez días en la maduración y la vendimia se desarrolla paulatinamente en aquellas parcelas que van alcanzando el punto óptimo de madurez.

En la actualidad, se han cosechado 6,5 millones de kilos de uva en esta subzona.

Los análisis de las muestras recogidas por los veedores del Consejo indican también que la evolución de la maduración alcohólica y fenólica de la uva es también buena en las subzonas de Rioja Alta y Rioja Alavesa, con avance importante de los parámetros de color y un buen equilibrio.